lunes, 5 de junio de 2017

Dialéctica del capitalismo



Amigos, cuando Descartes quitó los cimentos de la era medieval con su discurso del método; también desequilibró (al ponerlo en duda) el pilar que sostenía todo el medioevo: Dios, la religión, el gobierno de la monarquía por derecho divino. A partir de allí se echó a andar la capacidad humana para llegar a la revolución francesa que ha desembocado en esta vorágine sangrienta del neoliberalismo que potencias quebradas nos imponen a punta de artillería y cartas democráticas o de intención. Marx nos dijo que el proletariado enterraría a la burguesía; pero quizá, no sea esa específicamente la idea; sino, desequilibrar (en sus intereses) al dios de la modernidad: el dinero, poner en duda su religión: la banca y con ello guillotinar al puñado de oligarcas que gobiernan el planeta vía la democracia.



Quienes estemos considerando que vamos a frenar los asesinatos y masacres en masa del capitalismo, con las armas, estamos cometiendo un gran error; puesto que, agotadas sus reservas de riqueza, en su proceso de expansión financiera, armamentística y de muerte; el capitalismo, para mantenerse en el protagonismo y liderazgo, ha resucitado al terror islámico y ha destapado la cloaca de la corrupción mediática (inherente al mismo sistema capitalista) en los gobiernos que le son adversos, más no en los gobiernos digitados por ellos. Es un hecho que para mantenerse a la vanguardia y en la cúspide del poder, el capitalismo tiene que blanquearse, ponerse una careta que tape sus horribles crímenes y así lo hace cada día al ganar la guerra COMUNICACIONAL.



Para ellos, dueños de todo, es muy fácil ganar la guerra comunicacional; monopolizan la prensa, los medios de comunicación y hasta manipulan la historia de tal manera que todo los encauce hacia una nueva victoria sobre el objetivo que se han trazado. Incluso ganar las elecciones se está tornando en algo predecible gracias al dinero que poseen. 



Sin embargo, gracias a la dialéctica, y en esto no se equivocó Marx; el propio sistema crea sus herramientas de destrucción:

Una, la revolución comunicacional de Internet con las Redes Sociales en donde todos trabajamos para el bien común y.
la democracia,  tan vilipendiada, pero que aún con sus fallas nos ofrece (y le ofrece a la derecha) el espacio necesario para que no haya un enfrentamiento sin cuartel entre ricos y pobres.



En el siguiente vídeo, la cadena estadounidense CNN ha sido pillada 'con las manos en la masa' cuando, literalmente, montaba un 'telón de fondo' para emitir un directo de la reportera Becky Anderson en relación al atentado perpetrado el pasado sábado en Londres. Concretamente, se puede ver cómo organizan a un grupo de manifestantes –en su mayoría, musulmanes- a los cuales les entregan carteles por la paz y de protesta contra el Estado Islámico.






Amigos, la única herramienta que hace que los pueblos no marchen en hordas contra el puñado de oligarcas que nos dominan es la confianza en el ejercicio de la democracia; pero si no nos damos cuenta (o no estamos enterados) por completo de la realidad de las cosas; no se puede ejercer una democracia cabal, inmersos en la ignorancia como estamos; y en esa ciénaga de ignorancia nos hunden los medios de comunicación todos los días. Aquí en Perú por ejemplo es CLAMOROSO como los medios de comunicación enlodan la imagen del presidente Maduro de Venezuela y OMITEN de forma vergonzosa los actos criminales y de terror que viene cometiendo la oposición; esto, sin contar la retahíla de mentiras con que ha ido envenenando a sus naciones desde el inicio de las guerras emprendidas contra medio oriente.

Este es el vídeo que la cadena estadounidense mostró a su audiencia:




Aquí Hillary Clinton admite que EEUU creó a Al-Qeda:



Ahora el capitalismo de occidente ha desatado una guerra contra el terror; pero para que sus propias naciones no se levanten contra sus sangrientos atropellos, deben PRIMERO implementar leyes que sean respaldadas por sus naciones, por los poderes de su estado; unas leyes que les permitan todo tipo de crímenes para conseguir alimentar la voracidad de sus trasnacionales y para lograr su objetivo recurren al psicosocial, al terror encarnado en el islamismo retrógrada que ellos mismos han resucitado.

En este vídeo Obama admite que entrena a ISIS/ISIL:



Para implementar esas leyes, deben en un primer momento convencer a sus connacionales del horror del cual pueden ser víctimas; para ello fabrican atentados de falsa bandera, donde como vemos, los terroristas “siempre dejan sus identificaciones”, de tal manera que no quede duda de sus autorías. O boicotean la producción, los productos alimenticios (le sucedió a García en Perú cuando quiso estatizar la banca, a Alfonsín en Argentina, ahora a  Maduro en Venezuela) crean desordenes y caos y una gran estela de destrucción que denoten a la alianza de países que, el estado soberano elegido para neocolonizar, se ha tornado ingobernable y es necesario una intervención internacional.



Para estos saboteos y atentados no escatiman víctimas, al contrario el que mueran sus paisanos es algo muy conveniente porque así se acrecienta el odio étnico, xenófobo, la histeria colectiva; la indignación y la compasión mundial que los empujará a lanzar su maquinaria de guerra hacia su cruzada contra "el terror" que ellos mismos han resucitado; y acostumbrando la hipocresía de su doble moral, incluso dan refugio a las personas de los países atacados, de tal manera que entre ellos pueda estar el autor próximo del siguiente atentado. 

En el siguiente vídeo, un musulmán ataca con un cuchillo a un hombre que compraba unas cervezas en un supermercado de París, recriminándole que en Ramadán no se consume alcohol. unos hechos censurados por todos los medios de comunicación y que cada día se intensifican más en una Europa cada vez más islamizada.



Ellos financian y arman a los terroristas, incluso les dan capacitación y refugio; mientras tanto, siguen perpetrando en sus ciudades atentados contra su propia población. Mal haríamos los socialistas en combatirlos en donde el fuego cruzado es solo una fase de su plan para apropiarse de las riquezas naturales del país elegido. Porque debemos entender que sus naciones apoyan su barbarie porque ESTÁN SIENDO ENGAÑADAS con patrañas que inventan para tener el aval sólido que da la democracia. Debemos combatirlos y defendernos sí, pero a la vez darles una batalla sin cuartel en el mundo comunicacional, develando todas sus patrañas, todos sus cínicos arrepentimientos que hacen, muy tarde, cuando la masacre ha sido perpetrada.


Uno de los terroristas del atentado de Londres participó en un documental sobre yihadismo en Reino Unido: en la grabación se ve como el yihadista despliega una bandera de Daesh en Regent’s Park, donde también se enfrentó a la Policía.




Llegará el momento en que todos los seres humanos sabremos que las industrias del capitalismo son los jinetes del apocalipsis y crearemos una democracia fidedigna en el seno de sus sociedades que les impedirá nuevas guerras, nuevas deudas, nuevos quiebres de la banca; porque nosotros no luchamos contra los pueblos del capitalismo, porque ellos son tan humanos como las víctimas; nosotros, la humanidad entera lucha contra un puñado de oligarcas, contra una minoría de ambiciosos que no tienen escrúpulos en asesinar a seres humanos por aumentar sin límites la riqueza que ya ostentan. El sistema capitalista es un ente vivo que como tal, tiene su ciclo de vida y que a su muerte le sucederá indefectiblemente el socialismo que ya ha estado dando muestras de una presencia cada vez más fuerte en la medida que la ignorancia sobre los intereses que mueven al mundo, se desvanece.  La solución no es dar refugio a los que huyen de sus países; sino, exigir que se retiren las fuerzas de la alianza y dejen al estado soberano resolver sus problemas domésticos; pero claro, como decía líneas arriba el terrorismo es la nueva excusa del capitalismo para seguir obteniendo riquezas manchadas de sangre y hay muchos que viven a expensas del capitalismo.

Yihadistas destruyen iglesia cristiana en Filipinas:




Por todo ello, es nuestra tarea, queridos amigos, echar luces de verdad sobre la ignorancia, compartir nuestros conocimientos, develar los infundios y sobre todo, convertirnos en los héroes y defensores de cientos de seres humanos que mueren a miles de kilómetros de distancia, suplicando, dando gritos que nuestra indiferencia y el poder mediático de los medios de comunicación sepulta en el silencio de la ignorancia. 

                                        ¡Vamos, entre todos la hacemos!